¿Qué cubre el seguro de hogar?

Existen diferentes tipos de seguros de hogar que incluyen coberturas más o menos completas según lo que protejan. De manera general, estas pólizas cubren el contenido, que contempla todos los bienes que se encuentran en el interior de la casa. Aunque tener un seguro de hogar no es obligatorio, si es recomendable para proteger tus pertenencias ante múltiples riesgos. Por eso, en este artículo, te contamos detalladamente cuáles son las coberturas básicas de un seguro de hogar, y de qué manera puedes lograr un seguro de hogar que se adapte a tus necesidades.

¿Qué cubre el seguro de hogar principalmente?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las coberturas de un seguro de hogar pueden variar entre las aseguradoras. Estas compañías ofrecen distintos niveles de protección para que puedas elegir la que mejor se adapte a ti. Incluso, muchas de ellas dan la posibilidad de añadir coberturas adicionales para que puedas personalizar tu póliza.

De manera general, los seguros de hogar cubren:

  • Incendio, caída de rayo o explosión: esta garantía se encuentra incluida en todas las modalidades de seguro de hogar. Entre las situaciones que cubre el seguro de hogar por incendio, entran también derrumbes, inundaciones por lluvias, explosiones, caída de un rayo, o cualquier fenómeno atmosférico como nieve o granizo.
  • Daños por agua: son aquellos provocados por fugas de agua en instalaciones o tuberías. Esta cobertura también contempla los gastos de reparación y localización de dichos daños o averías.
  • Daños eléctricos: se encargará de los daños en aparatos electrónicos así como en instalaciones por cortocircuito o corrientes anormales.
  • Robo y desperfectos ocasionados por el propio robo: gracias a esta cobertura el asegurado recibe una indemnización según el valor de las pérdidas así como por la reparación de posibles daños.
  • Responsabilidad civil: cubre los daños a terceros ocasionados por la vivienda asegurada y sus ocupantes, incluyendo gastos de indemnización, fianzas y costes judiciales.
  • Defensa jurídica: tiene por objetivo defender al asegurado ante reclamaciones o problemas por vía amistosa o legal, y cubre los gastos generados por el asegurado al hacer parte de un procedimiento judicial o administrativo.
  • Roturas: se incluyen las roturas accidentales de cristales, lunas y vitrocerámica. Además, el seguro de hogar cubre los sanitarios.

Estas son algunas de las coberturas más comunes que tiene un seguro de hogar. Sin embargo, como te contamos, muchas aseguradoras permiten contratar más de acuerdo a las necesidades de protección que requieres en tu hogar. Para conocer en qué consisten las coberturas de los diferentes seguros de hogar disponibles en España, te invitamos a probar nuestro comparador de seguros de hogar.

Compara y elige el mejor seguro de hogar

Comparar

Cosas que cubre el seguro de hogar y no sabemos

A la hora de contratar un seguro de hogar es fundamental conocer a fondo cuáles son todas las coberturas que están incluidas en tu póliza, así como las garantías adicionales con las que puedes complementar tu protección.

Por ejemplo, ¿sabías que un seguro de hogar puede ayudarte frente al uso fraudulento de tu tarjeta de crédito en caso de que te la roben? A continuación, te explicamos esta y otras situaciones que pueden ser incluidas en el seguro de hogar y quizá no lo sabías:

Podredumbre de alimentos refrigerados:

Si tu frigorífico se daña o un corte de luz de varias horas provoca que tus alimentos se estropeen, esta cobertura establece una cuantía para la reposición de dichos alimentos. Sin embargo, la aseguradora va a pedirte que pruebes y justifiques la situación para que se conceda dicha indemnización. Esta es una de las situaciones complementarias que contemplan de manera opcional las coberturas del seguro de hogar de Mutua Madrileña.

Uso fraudulento de la tarjeta de crédito en caso de robo:

Si ante un robo, uno de los bienes sustraídos es tu tarjeta de crédito y hacen un uso fraudulento de la misma, la aseguradora podría compensarte por los daños, hasta un límite máximo establecido en el condicionado. Esta es una de las coberturas del seguro de hogar de Santa Lucía, cuyo límite anual para el uso indebido de tarjetas es de 350 €. También es posible encontrarlo de manera opcional dentro del servicio de asistencia informática, una de las coberturas del seguro de hogar de Línea Directa.

Robo o atraco fuera de la casa:

El seguro de hogar cubre robos en la calle. Esta cobertura puede incluir el robo de bienes, objetos personales, dinero en efectivo y tarjetas de crédito, siempre y cuando el robo se haya producido con violencia o intimidación. Si el episodio se da por negligencia del usuario, la aseguradora no se hará cargo. Relae, por ejemplo, contempla la cobertura de robo en su seguro de Hogar Principal, y establece un límite por siniestro que puede ir desde los 600 a los 3.500 €. Santa Lucía, por su parte, cubre hasta un máximo de 700 euros por siniestro y anualidad.

Recuperar la estética de tu casa después de una reparación:

Si como consecuencia de una avería o siniestro debes realizar obras de reparación en tu casa y cuentas además con esta cobertura, la aseguradora se hará cargo de los gastos necesarios para que tu vivienda recupere su imagen original. Esta es una de las garantías que cubre el seguro de hogar Mapfre de manera opcional.

El manitas:

El servicio de manitas y bricolaje suelen incluirlo la mayoría de aseguradoras. Esta cobertura se encarga de las pequeñas tareas de mantenimiento de tu hogar cómo lo son colgar un cuadro, montar un mueble, arreglar un enchufe, entre otros. Incluye el desplazamiento, la mano de obra y, en ocasiones, los materiales. Puedes encontrar el servicio de manitas dentro del largo listado de garantías que cubre el seguro de hogar BBVA.

¿Qué cubre la responsabilidad civil de un seguro de hogar?

Sin importar el tipo de seguro, la responsabilidad civil es la póliza encargada de asumir los daños que un asegurado cause a otras personas. En el caso del seguro de hogar, la póliza de responsabilidad civil cubre los daños a terceros que sean ocasionados, tanto por la vivienda asegurada en sí, como los causados por los propios habitantes de la casa.

Por lo general existen dos modalidades de seguro:

  • Responsabilidad civil personal y familiar: no sólo cubre al titular del seguro o al propietario, sino también a todas las personas que conviven en el mismo domicilio familiar y dependan económicamente del cabeza de familia.
  • Responsabilidad civil inmobiliaria: cubre las consecuencias generadas por el continente o el contenido del domicilio, la propia casa y todo lo que hay en su interior.
Responsabilidad civil de un seguro de hogarCoberturas
Responsabilidad civil personal y familiar Daños causados por el agua debido a escapes, reventones, roturas o a cualquier otro suceso involuntario
Deterioros como consecuencia de un incendio o una explosión
El seguro de hogar cubre daños por mascotas propiedad del titular del seguro o de la familia
Los causados mientras practicas un deporte a nivel aficionado
Coste de la defensa jurídica.
Responsabilidad civil inmobiliaria Daños ocasionados por el propio uso de la vivienda asegurada o los causados por los elementos comunes del edificio donde este ubicada
Daños provocados por trabajos de reparación y mejora del inmueble como caída de escombros.
¿Qué cubre la responsabilidad civil en un seguro de hogar?

Como sucede con todas las coberturas, la responsabilidad civil está asegurada por una cantidad limitada establecida, que encontrarás expresada en la póliza. Si esta cuantía es muy baja y resulta insuficiente para cubrir los daños que hayas causado, deberás asumir el importe faltante. Por eso es muy importante que antes de firmar un contrato, consideres este detalle para que no te lleves sorpresas más adelante.

¿Qué cubre la defensa jurídica de un seguro de hogar?

La defensa jurídica es una garantía ofrecida por las aseguradoras para cubrir los gastos generados en el caso de que te veas involucrado en un proceso judicial o administrativo. El objetivo de esta póliza es tu defensa ante reclamaciones por vía amistosa o legal, e incluye el pago de honorarios, minutas, entre otros.

Entre las situaciones que cubre la defensa jurídica de un seguro de hogar están:

  • Defensa civil y la laboral, siempre y cuándo el titular del seguro no haya actuado de mala fe
  • Redacción y revisión de textos legales
  • Reclamaciones de consumo tanto por contratos de suministros como por compraventas de bienes
  • Gastos derivados de procedimientos judiciales
  • Elección de abogado y procurador por parte del asegurado
  • Asesoramiento telefónico sobre aspectos como divorcios, herencias, obras, compraventa de bienes
  • Demandas como consecuencia de obras en la vivienda

Algunas compañías podrían excluir la elección libre de abogados, el pago de multas o indemnizaciones, entre otras coberturas, por lo que la recomendación es que antes de firmar una póliza, revises bien cuáles son las garantías incluidas y las exclusiones que pueden haber.

A continuación te dejamos las coberturas de defensa jurídica que contemplan Mapfre y Mutua Madrileña:

AseguradoraCobertura de defensa jurídica
Mapfre Orientación legal, normalmente vía telefónica y disponible las 24 horas del día
Reclamaciones
Escritos legales
Gastos judiciales en la elección de abogado y/o procurador y sus honorarios, así como la interposición de recursos en el proceso judicial.
Mutua Madrileña  Los honorarios y gastos derivados de la defensa personal del Asegurado por abogados y procuradores
Los gastos judiciales que, sin constituir sanción personal
Los honorarios y gastos que se deriven de la intervención de peritos designados o autorizados por el Asegurador.
Cobertura de defensa jurídica

Si quieres comparar diferentes seguros para conocer cuáles son sus coberturas y precios, entra a nuestro comparador de seguro de hogar.

Compara y elige el mejor seguro de hogar

Comparar

¿Cuáles son las coberturas básicas de un seguro de hogar?

Las coberturas básicas de un seguro de hogar son aquellas que se incluyen en la gran mayoría de seguros de hogar. Como te explicamos antes, cada aseguradora establece sus propia lista de coberturas en los paquetes de seguro de hogar básicos, sin embargo, estos contienen por lo general:

  • Daños causados por el agua
  • Explosiones, incendio caída de rayos
  • Robos y hurtos
  • Fenómenos atmosféricos
  • Responsabilidad civil y defensa jurídica
  • Daños eléctricos.

Algunas compañías pueden ofrecer también servicios de asistencia en el hogar, rotura de vidrios y espejos, gastos por inhabitabilidad, entre otros. Para que te hagas una idea más clara sobre las coberturas básicas de un seguro de hogar, te dejamos los paquetes de tres compañías en el país:

Aseguradora Coberturas seguro de hogar básico
Mapfre - Hogar Tu Eliges Asistencia urgente
Incendio y daños eléctricos
Robo, hurto y apropiación indebida del interior de la vivienda.
Línea Directa - Seguro de hogar Fuego
Fenómenos atmosféricos
Daños por agua
Robo o intento de robo.
Mutua Madrileña - MM Hogar Básico Incendio, explosión y caída de rayo
Robo, actos vandálicos y hurto
Asistencia en el hogar
Daños por agua y eléctricos.
¿Qué cubre un seguro de hogar básico?

Para comparar las coberturas de seguro de hogar de estas y otras compañías aseguradoras en el país, no dudes en usar nuestro comparador de seguro de hogar, con el que podrás escoger la póliza que mejor se adapte a tus necesidades y a las de tu hogar.

¿Qué cubre el continente de un seguro de hogar?

Lo primero que debes saber es que el continente en un seguro de hogar se refiere a todos los elementos estructurales y materiales que hacen parte de la construcción de la vivienda. Esto abarca desde las tuberías hasta los suelos, puertas y ventanas que pueda tener tu hogar.

Existen varios tipos de elementos que conforman la cobertura del continente de un seguro de hogar. Estos son:

  • Instalaciones: tuberías de agua, gas, cableado eléctrico, calefacción, e instalaciones de telecomunicaciones como las de telefonía. Además, el seguro de hogar cubre la antena de tv.
  • Elementos que forman parte de la estructura de la vivienda: cimientos, tejados, paredes, suelos, enchufes, columnas, muros.
  • Elementos decorativos: la pintura, las molduras, el parquet, las moquetas, toldos, entre otros.
  • Otros elementos fijos: si esta es privada, cubre jardines, ascensores, escaleras, pistas de tenis, garajes o trasteros.

Hay dos formas en las que puedes asegurar el continente en un seguro de hogar y que implican una mayor o menor protección:

  • Valor total: protege el valor total del continente. Así, en caso de daños importantes en la estructura de tu vivienda, la aseguradora se hará cargo de todos los costos de reparación.
  • Primer riesgo: aunque el valor de la póliza es más económico, en caso de siniestro no obtendrás una indemnización por el importe total de la reparación. Esta modalidad es más recomendable si vives en un edificio y la comunidad de vecinos tiene seguro.

Por último, ten en cuenta que el continente contempla tanto los elementos que venían en la vivienda al momento de su compra, como los que se usaron para su construcción, reforma, mejora o rehabilitación.

¿Qué cubre el contenido de un seguro de hogar?

A diferencia del continente, el contenido incluye los objetos que se encuentran en el interior de la vivienda y que no hacen parte de su estructura. El contenido de un seguro de hogar cubre principalmente tres categorías:

  • Mobiliario: son todos los muebles que están al interior de la vivienda, como por ejemplo, mesas, sillas, camas, estanterías, muebles de cocina y baños, frigoríficos, lavavajillas, microondas, lavadoras, ordenadores, televisores, entre otros. También, el seguro de hogar cubre averías de electrodomésticos.
  • Enseres: artículos de uso práctico como lámparas, cortinas, ropa, cuadros, artículos de aseo, utensilios de cocina, comida, etc.
  • Joyas y objetos de valor: son objetos que tienen un valor considerablemente alto como joyas, obras de arte, cuadros, pieles, instrumentos musicales o material deportivo.

Calcular el valor del contenido es una tarea que puede tomar tiempo, pero que debe hacerse de manera cuidadosa para no olvidar ningún detalle. Por eso, te recomendamos recorrer tu casa habitación por habitación, tomando nota de todos los objetos y clasificándolos entre mobiliario, enseres y objetos de valor.

Una vez tengas todo el contenido listado, dale un valor a cada objeto. Este debe estar basado en cuánto te costaría reponer cada cosa si tuvieras que comprarla de nuevo, es decir, el valor de reposición.

¿Qué cubre un seguro de hogar a todo riesgo?

El seguro de hogar a todo riesgo es el tipo de póliza más completa que ofrecen las aseguradoras. Bajo esta modalidad de seguro, tu vivienda está protegida totalmente ante cualquier imprevisto.

Las coberturas de un seguro de hogar a todo riesgo pueden variar en función de cada aseguradora. Sin embargo, estas incluyen principalmente:

  • Responsabilidad civil y asistencia jurídica
  • Daños por lluvia, inundación o nieve
  • Asistencia en el hogar
  • Ampliación de daños materiales, tanto en el interior como en el exterior de la vivienda
  • Alojamiento provisional por inhabilitación de la vivienda
  • Reparación de daños estéticos
  • Asistencia informática
  • Pérdida de alimentos refrigerados
  • Utilización fraudulenta de tarjetas de crédito.

Si aún tienes dudas sobre cuál es la mejor póliza para tu hogar, te recomendamos comparar las coberturas de diferentes compañías presentes en el mercado español. De esta manera, te aseguras de encontrar el seguro que mejor se adapte a las necesidades de tu hogar y por el mejor precio. Para lograrlo de forma rápida y sencilla, ponemos a tu disposición nuestro comparador de seguros de hogar.

Compara y elige el mejor seguro de hogar

Comparar

¿Qué no cubre un seguro de hogar?

Al momento de adquirir un seguro de hogar las personas suelen prestar especial atención a la cobertura incluida en la póliza, sin embargo, seguido se olvidan que es igual de importante entender las restricciones de esta.

A continuación, te enumeramos las situaciones que son frecuentemente excluidas de estas coberturas. En cualquier caso, ten en cuenta que lo mejor es verificar con cada compañía sobre las condiciones particulares de cada póliza. 

  • Daños a objetos que se encuentran en el exterior de la vivienda: Si debido a un fenómeno o a un intento de robo, el mobiliario que tengas en tu jardín o patio se ve perjudicado, la compañía no te indemnizará.
  • Daños por descuidos en el interior: si por un olvido dejas una puerta o ventana abierta y entra nieve, arena, agua o polvo, provocando daños en el interior de la vivienda, el seguro no se haría responsable.
  • Daños por heladas: las heladas casi nunca están contempladas en este tipo de póliza, contrario a lo que sucede con los daños por nieve, que se incluye en casi todas las situaciones.
  • Daño por instalaciones en malas condiciones: las compañías consideran que el asegurado es el responsable del cuidado de la casa, por lo que si el daño se produce por falta de mantenimiento o por antigüedad, no asumen los gastos del arreglo.
  • Daños eléctricos: si bien el seguro responde por los daños sufridos al sistema eléctrico, esto no incluye las bombillas, lámparas, fluorescentes o similares.
  • Daños estéticos: si la vivienda es muy antigua, es posible que las compañías decidan no incluir esta póliza.
  • Accidentes de fumador: quedan descartados los daños tanto en continente como en contenido ocasionados por un cigarrillo encendido o mal apagado.
  • Hurto: para que una aseguradora cubra el robo de tu vivienda debe haber algún tipo de violencia o intimidación. De lo contrario, podría ser considerado como hurto y este no está contemplado en todas las pólizas.

Tener claro qué no cubre el seguro de hogar es fundamental, ya que permite conocer las situaciones en las que no estarás protegido y evitar sorpresas desagradables en el futuro. Ahora que ya lo sabes, te invitamos a ponerte manos a la obra y encontrar la mejor póliza de hogar con la ayuda de nuestro comparador de seguros de hogar.

¿Qué cubre el seguro de empleada de hogar?

Aunque no existe un seguro para empleados del hogar definido como tal, es posible incluir a los trabajadores domésticos en el seguro de hogar bajo la cobertura que da la responsabilidad civil.

En este caso, es importante que tu póliza cuente con la cláusula “Cobertura de responsabilidad civil familiar”. Esta cubre cualquier daño ocasionado por el asegurado y su familia a terceros en sus propiedades, incluyendo tu empleada o empleado del hogar. Sin embargo, te recomendamos revisar las aseguradoras, ya que cada compañía cuenta con sus propias condiciones y requisitos.

Seguros de hogar comparativa de coberturas:

De manera general, existen tres modalidades de coberturas de seguros de hogar ofrecidas por las compañías aseguradoras:

  • Seguro básico
  • Seguro multirriesgo
  • Seguro a todo riesgo

Entender cuáles son los alcances de cada una a nivel de protección te permitirá identificar tus necesidades y el tipo de seguro que mejor se adapta a ti.

CoberturasSeguro básicoSeguro multirriesgoSeguro a todo riesgo
Responsabilidad Civil y asistencia jurídica
Daños por incendio o explosión
Daños eléctricos
Robo o vandalismo
Daños estéticos
Asistencia informática
Uso fraudulento de tarjetas de crédito
Pérdida de alimentos refrigerados
Seguros de hogar comparativa de coberturas

Ahora que ya sabes todo sobre qué cubre el seguro de hogar, ponemos una vez más a tu alcance nuestro comparador de seguros de hogar para que encuentres de forma fácil y rápida la protección que necesitas y al mejor precio.

Compara y elige el mejor seguro de hogar

Comparar
Un experto te responderá
Tu nombre es requerido
El contenido de un comentario es requerido para ser enviado